demofilo.com

  • Aumentar tamaño del tipo
  • Tamaño del tipo predeterminado
  • Disminuir tamaño del tipo

El siglo XIV

E-mail Imprimir PDF

3. El siglo XIV

El siglo XIV. A este siglo pertenecen aún los últimos canta­res de gesta. El mester de clerecía se prolonga con nuestro máximo poeta medieval Juan Ruiz, Arcipreste de Hita y con el Canciller Ayala. D. Juan Manuel, antecede en el tiempo a Ayala como gran prosista.

 

3.1 D. Juan Manuel.

don_juan_manuel

Nieto de Fernando III y sobrino de Alfon­so X. (Esca­lo­na, 1282‑Murcia, 1348). Mandó tropas en la reconquista del reino de Mur­cia, participó en las luchas dinásticas de su tiempo, enemis­tándose algu­nas veces con los reyes de Castilla. Murió con el cargo de Adelantado del reino de Murcia.

Es el continuador y perfeccionador de la obra en prosa ini­ciada por Alfon­so X.

D. Juan Manuel escribe personalmente sus obras, buscando un estilo claro y breve. Se inspira en obras anteriores pero no traduce. Sus temas son mora­les. Es un educador. Tiene orgullo de su estilo y las copias de sus libros las deposita en el monaste­rio de Peñafiel (Vallado­lid), para que quedaran como único texto del cual se hace responsable. Aunque estas copias se han perdido y su obra nos ha llegado por manus­critos más o menos fia­bles.

Su mejor obra es El Conde Lucanor. El joven conde Lucanor pre­gunta a su ayo Patronio sobre temas diversos y éste le contes­ta con un cuento del cual se extrae una moraleja. Consta la obra de 50 cuentos en la primera parte, pre­cedida por dos prólogos, seguida de otras cuatro partes más, con aforismos y breves frases sentenciosas, a veces de difícil comprensión.

 

 

 

 

 

3.2 Juan Ruiz, Arcipreste de Hita.

Poco o nada sabemos de él. Sólo lo que declara en su única obra, el Libro de Buen Amor

............yo, Joan Ruiz.

acipresta de Fita......... (19,c)

Conocemos también, por él, las fechas en que compuso las dos versio­nes del Libro: 1330 y 1343. Se ha creído que muchos deta­lles que da del protago­nista son autobiográficos.

La obra ha llegado hasta nosotros en tres copias manuscritas y en ninguna de ellas aparece el título. Por la repetición de estas pala­bras el hispanista alemán Wolf lanzó que el título podría ser el de Buen Amor y Menéndez Pidal lo aceptó.

El libro consta de más de siete mil versos carentes de uni­dad. El hilo conduc­tor es la ficticia biografía del Arcipreste, a la que se van cosiendo materiales dispersos:

buen_amor

‑ Un elevado número de ejemplos, fábulas y cuentos, que de­muestran los razonamientos que hacen los personajes.

‑ Una adaptación del Ars amandi del poeta latino Ovidio.

‑ El célebre pasaje de don Melón y doña Endrina es una adaptación de una comedia del siglo XII, en latín, titulada Pamphilus.

‑ Adaptación de otros textos latinos.

‑ Sátiras (como la que hace del dinero).

El Libro de Buen Amor es la obra cumbre de nuestra litera­tura medie­val. Todo en el libro es desbordante, zigzagueante retrato de la moral del siglo XIV, mezcla de sincera fe religiosa y entrega a los placeres munda­nos. Juan Ruiz es inquieto, atrevido, atento a los deta­lles, plástico en las imáge­nes, con una extraordinaria riqueza de léxico. Aun siendo poeta del mester de clere­cía, culto por tanto, su populismo es extremado. La lengua del pueblo caste­llano del trescientos nos cauti­va, viva e incon­tenible.

 

 

 

 

 

 

3.3 El Canciller Ayala. (1332‑1407):

Interviene activamente en las gue­rras civiles entre Pedro I y sus hermanos. Prisionero de los por­tugueses en la batalla de Aljubarrota fue encerrado en una jaula de hierro durante un año.

Como prosista, fue un historiador escrupuloso y apasionado, autor de varias Crónicas de los reyes contemporáneos.

Como poeta es el autor del Rimado de Palacio, donde desa­rrolla temas reli­giosos, líricos, políticos y morales fustigando los vicios sociales y costum­bres de su época.