demofilo.com

  • Aumentar tamaño del tipo
  • Tamaño del tipo predeterminado
  • Disminuir tamaño del tipo

Raspita

E-mail Imprimir PDF

                 - ¡Muy buenas! ¿cómo estas, Pedro? ¿qué es de tu vida?

                 - ¡Hola, Laura!,  pues ahí voy, mejor no me quejo, por si las moscas, y a ti  ¿cómo te va?

                 - Pues bastante bien y con muchos planes

                - ¡Pero, Pedro! ¡Si me  han dicho que eres un crack!  que te  llevas de calle a los clientes, Je, je  -¿No me irás a decir que es un farol?

 

                -Ni lo uno ni lo otro mujer, sí es cierto que tengo una buena cartera de clientes; soy un comercial de brocha fina y altos vuelos ja, ja, ja

                - Me alegro de ver, que sigues conservando ese  buen humor. Desde que te fuiste de la empresa, ya no es lo mismo.....

               -Anda, anda exagerada, por cierto ¿qué sabes de Gutiérrez?

               -Pero ¿Cómo?  no lo sabes?

               -Saber ¿qué?.....

               -No te lo vas a creer...

               -¡Vamos Laura escupe ya lo que sea!

               -Verás a los dos meses de irte tú de la empresa,  Gutiérrez le planteó al jefe que necesitaba unos días de descanso, lleva dos años sin vacaciones 

              - Y ¿cómo se lo tomó el súper?

              - Pues ni bien ni mal, porque le hizo desaires, ya sabes que al súper  las cuestiones personales de los empleados le resultan irrelevantes.

              - Entonces Gutiérrez tomo la alternativa de irse, pidió la cuenta...se fue al norte de Europa, para olvidarse de todo

             - ¡No me digas! ¿Que tal le fué?

            - Mira tú por donde, Pedro, lo que le pasó:  fue en el  hotel donde se alojaba, en el mismo corazón de  Copenhague, por lo visto había una conferencia de markenting acerca de  cursos y masters de dirección comercial, se presentó ante todos y con su estupenda verborrea de cómo lograr esa vinculación entre el cliente y las marcas, pero no sólo presentarlo sino demostrarlo también, consiguiendo el afecto del consumidor y con su buen dominio de  inglés ............

              - Sigue Laura, cuéntamelo todo, sin prescindir detalles

              - Pues que se ha quedado a vivir en Dinamarca, además como subdirector de una empresa danesa que se ha fusionado con otra belga.

              - ¡Guauu! No hay nadie como Gutiérrez ¡es único! Laura, que bárbaro, cuanto me alegro.

              - Su carismática faceta, le ha llevado hasta el éxito, ya sabes aquello de... alternar como comercial a puerta fría o como seductor

             - Es un bombazo de noticia chica, pero dime, háblame de ti, de esos múltiples planes que tienes......

            - Me ha ofrecido un puesto en la empresa, he hablado esta misma semana con el director

            - ¡Caramba, Laurita!  ¿Quién me iba a decir a mí todas estas novedades?  ¿Aceptaste la propuesta?

            - Aún tengo que pensarlo, no es fácil romper con todo, llevo muchos años en oficina y el súper me ha propuesto un ascenso bien remunerado

            - Lo tienes complicado, estás  entre la espada y la pared

            - Mira,  Pedro, conozco mis limitaciones... y el poder de las palabras a veces nos describen maravillas, cuentos de hadas y como no me gusta salirme del contexto....

            - Siempre me sorprendes Laura, eres una mujer con la cabeza bien amueblada ¡ay,  raspita, raspita! ¿recuerdas que te lo llamé siempre?

            - Claro que sí, Pedrito, y llegados a este punto, se me olvida decirte el motivo de mi llamada, el súper quiere verte urgente, tiene planes para ti, y muy buenos, te lo garantizo: serás mi nuevo jefeWink

Marisol